junio 27, 2017

Ídolo de las 9 y 30



Hace unas mañanas subí a uno de esos taxis citadinos, con uno de esos choferes que no responden los buenos días e ignoran que el pasajero es, antes que mercancía, un ser humano.
Un chofer salido del molde pedestre: de esos que aceleran por entre los carros para impresionar a las muchachas lindas que montan; de esos que cobran el viaje al doble de su valor; de los que devuelven una moneda de tres pesos en lugar de un CUC; de los que alimentan el ruido urbano con bocinas que saturan la baja frecuencia. 

abril 11, 2017

Algo que decir


Nos bautizaron así, adultos en formación, y primero quedé en un estado de furor por varias horas, al cabo de analizar ideas entendí la precisión como un elogio. Es verdad, la adultez es una etapa donde se arriesga menos, un tiempo donde se asientan ideas tantas veces traducidas en prejuicios. Los adultos o las personas mayores, como les dice el Principito y la niña del bolso amarillo, son menos tolerantes a la crítica, más indecisos para los cambios, propensos a crear conceptos totalitarios, generalizaciones, fórmulas que les faciliten comprender lo que no entienden.