julio 03, 2014

Yo también tengo un hermano



Pero sabe que lo admiro, como a un hermano mayor – aunque solo conoció el mundo seis días antes que yo.
Tiene la pericia para domar la guitarra y estremecer seis cuerdas como dedos propios, la voluntad para el estudio – yo quiero imitarlo, como buen hermano menor.
Es un hermano maestro, de los que impulsa a tomar el camino infinito, angustioso pero conveniente a su juicio. Lo comparte, lo regala… y se detiene para cuidar que no caigas en “aquel bache”, y te advierte: “ignora las sillas… sigue… sigue”.
Es el hermano de hombros para todo, allí tiene mis lágrimas.
El hermano de risa, “de hambre, de suerte, de vida”.
Es mi hermano porque sí, y porque no. Porque no calla ante nadie, no duda, no miente, no se conforma…
También tengo un hermano trovador, pero es distinto a otros, porque lo escogí. ¿Lo sabrá?... no importa, yo sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario