julio 05, 2014

Tony Ávila, la expedición no acaba (+FOTO)



En el año 2008 en Matanzas. Tony Ávila detrás y yo

Tenía una bandera de Puerto Rico en el pecho, de telón de fondo una cubana. Cantó más dos horas y nadie estaba cansado. Recordé mi adolescencia, la novedad de una trova austera, aquellos nocturnos, primeros y únicos tragos… y cómo si no pasara el tiempo, todavía nos sorprende invitándonos al escenario. Subimos tres trovadores aprendices, niños, embelesados al ver otra vez en sus predios a Tony Ávila, con otro formato musical, nuevas improvisaciones, pero el mismo corazón y manos gigantes.   
El primer trovador que arropó mis canciones, el primero en ser respetado y magno antes de concurrir en los medios súper poderosos; sigue abrazando gente, saludando desde la tarima a sus amigos, que somos todos, los de siempre, pioneros aplaudidores de “El mundo de los más”, “La choza…”, “Mi casa…”, “Científicamente negro”, “Balsero”…
Tony Ávila cantó en Matanzas como la primera vez… lo vi más grande… cierto… gigante… quizás algo bueno le ocurrió.
“Viva Cuba”, decía. Qué viva coño, que viva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario