abril 24, 2014

¿¡No sea envidioso, compadre!?



Digamos, como un caso de anorexia fatal es la envidia, consume el cuerpo y el espíritu hasta la revelación del hueso frío. Mente sana conozco algunos, cifra ínfima porque el celo nos llega a todos… varias veces (la cuestión es cómo asumirlo). Aprendí a no consternarme con acciones maliciadas producto del rencor; aprendí  a reírlas primero, luego a ignorarlas. Antes hablé: “no sea envidioso compadre”, hoy lo dejo ser. 

abril 14, 2014

¡Qué venga el Diablo!

Cuando era niño la Televisión cubana presentaba con una frecuencia abusiva algunos dibujos animados, sin embargo no me despegaba nunca de la TV. Uno recurrente: La historia del fuego (todavía lo veo y me crispo a carcajadas)... en una escena una mujer conectaba cables a la corriente desde su cabeza y mientras los hacía rezaba: “Ya no tengo que ir a la peluquería, sino, aaall hosspitaall.”
Sin dudas, además de causarnos risa y placer, aprendimos los niños de mi generación, muchos valores con los animados cubanos: Chuncha, Elpidio Valdez y aquellos salteados de Juan Padrón, sobre todo.
Extraño esa etapa de no saber más que imitar muñecos... el mundo actual, plagado de guerras y consignas, bandos, hambre, insalubridad, parece que termina (o lo acabamos) y ninguna “superpotencia mundial” se percata; y me recuerda, con absoluta claridad, la canción de cierre de mi animado preferido: “Que venga el Diablo, los batallones inquisidores de Lucifer. Que venga el Diablo, para llevarse a los hombres que no quisieron ver”

Música culta (la cultura en un bus)

por Carlos Eduardo Rojas 

Subir, bajar, esperar otro bus, así durante todo el día hasta que las monedas y los billetes digan, en medio de guiños de complicidad, que es hora de ir a casa. Soy artista urbano. Mi jornada transcurre entre cualquier esquina con semáforo de Bogotá y los vehículos de transporte público.Un escenario rodante en el que muchos pasajeros no se dan cuenta de lo que sucede a su alrededor. Algunos ni siquiera abren los ojos. Otros, en cambio, dirigen su mirada indiferente hacia la ventana por donde pasa la ciudad en contravía.

abril 11, 2014

Una solución...

Mi opinión no es inmutable, apenas escribo aquí parte de lo que pienso (siempre nos quedan cosas por decir y pensar).
 
Es un fenómeno global: nosotros los mortales difundimos nuestra verdad individual como imperecedera y omnipresente; y ridiculizamos nuestro opuesto: la mentira del otro.
Decía un buen profesor de la Universidad de La Habana, que los seres humanos, como animales al fin, tienen como ley primordial en la vida la reproducción; lo demás es adyacente. Sin embargo, en un encuentro amistoso de palabras, resolvimos plantear que otra ley, como animales al fin, es asociarnos en manadas...
Entonces, para redondear las ideas, dicen que “el hombre” se distingue de los animales porque utiliza el cerebro; no obstante, después de tantos siglos de evolución, malgasta neuronas para controlar “la VERDAD” (aquella inmutable), y buscar secuaces.
Ahora me pregunto, ¿para qué necesitan tantas personas, no basta una pareja para actuar como reproductores de la especia?
Un consejo, también de mi profesor de Pensamiento Filosófico: eliminen los partidos políticos, respeten las diferencias de criterio, no manipulen la información en busca de crearse una manada amiga... en su lugar, efectúen más en el acto sexual. 

abril 08, 2014

Soberana golpiza de Failde

Orquesta Miguel Failde, lleva el Danzón por Cuba ¡Al fin!
Yo no soy periodista, y este blog es la tribuna de mis criterios personales; tengo libertad plena para involucrar (aquí) toda mi subjetividad. Por cuestiones intrascendentes para explicar, hoy participé en una conferencia de prensa previa a una Gira por (parte de) Cuba de la Orquesta Miguel Failde. Es una agrupación defensora del Danzón, ese que se instituyó Baile Nacional de Cuba, pero no se escucha en grandes plazas, no se percibe en las emisoras de radio, no tiene videos en la televisión…
Miguel Failde fundó este género en la Isla en la década del 70´del siglo XIX, ensayó por primera vez en la casa de los Condes de Lunas (hoy devastada) a unas pocas cuadras de mi hogar actual, en Matanzas. Como novedoso, fue reprendido por selectos pudientes como un baile inmoral; otros tantos (de mente abierta) elogiaban el estilo, al fin, como autóctono y revolucionado.
En el siglo XXI se regenera el Danzón de la mano de artistas jóvenes (algunos niños) bajo la tutela del tataranieto de aquel que lo fundó; también se reproducen críticas al género o lo que es peor, se ignora. Ovación a esas instituciones, medios de prensa, organizaciones, humanos de mente abierta (debiera ser redundancia) que conocen la magnitud de las palabras, y trabajan para que ciertamente sea el Danzón el Baile Nacional de Cuba.

abril 05, 2014

El fin de una vida / Cuba se reinicia (+FOTOS)


Hablemos de otra cosa… estoy agotado de discutir de beisbol, cada vez más agresivo, desmedido y sin guías sólidos para controlar las reglas del juego.