julio 07, 2013

"¡Son los mismos!" (+FOTOS) Denuncia de un joven cubano

Foto tomada de: alfre1240.blogspot.com

Por: Lic. Alejandro Gumá Ruiz 
El colonialismo con casaca académica quiere reconquistarnos. En el mural de fondo de un aula donde se enseña a hablar y pensar en inglés, un indio raquítico se arrodilla para que lo “bendigan”, para pedir  “misericordia” o incluso quizás, para que le “enseñen” a “no pecar”.
En otro de los recintos bien equipados donde permanecí 9 meses, un diplomado autoproclamado con mayúsculas “de Humanismo y Sociedad”, obvia intencionalmente la dominación capitalista y la lucha entre quienes desean profundizarla para hacerla perdurable y todos aquellos que debemos entender, de una vez, que las revoluciones son urgentes pero no inevitables.
La convocatoria que logran ese y otros “cursos” es proporcional a nuestras inercias, conservadurismos y manquedades. El disfraz de sus pretensiones mismas caerán si hacemos triunfar en Cuba, hoy, a Ernesto Guevara. Desde esa convicción leí mi denuncia…



(LEÍDO EN EL CENTRO "FRAY BARTOLOMÉ DE LAS CASAS" EL 10 DE JUNIO DE  2013) (DIPLOMADO DE HUMANISMO Y SOCIEDAD)

Foto tomada de: lazarohades.com
Sería sin dudas revelador, al final de este "diplomado", preguntarnos qué son el humanismo y la sociedad.
Según la lógica que ha intentado predominar estos 9 meses, ambos (humanismo y sociedad) son ámbitos de reconciliación cuyo supuesto curso evolutivo no hay por qué alterar.
Así, una "ética" intencionalmente constreñida a engañosos actos individuales, es convertida en el ideal instrumento de disciplinamiento.
En el módulo actual y último, por ejemplo, que viene a ser remate entusiasmado, el "profesor" proclama que "la exclusión no es un problema económico, sino ético, comunicacional y antropológico." 
El desacuerdo con semejante enunciado no es académico, sino político; no puede ser teórico, sino moral; de ahí que, lejos de intentar un debate infructuoso en estos marcos, me sienta en el deber de asumir una ineludible posición de ruptura.
Por tanto, no solo renuncio a la caricatura de título, sino que me rebelo contra la intención y las ideas que este pretende certificar.
Yo no seré uno más en la lista de los que ustedes quieren avalar como adocenados, anestesiados y preferidos (aunque no reúnen estas características muchos de mis compañeros presentes).
Aquí no se ha hablado de ideologías, colonialismo, conflictos, dominación, ni mucho menos de Capitalismo o revolución social; ¿fortuito olvido?
¡Me adscribo hoy y mañana al humanismo y la sociedad de José Martí y Ernesto Guevara (argentino también) -dije mirando al "profesor" fijamente a los ojos-, que son la lucha contra filantropías interesadas y por llevar hasta sus consecuencias emancipatorias más radicales la 
justicia social; es decir, hacer de su proyecto, con sangre tantas veces refrendado, un sistema y un poder!
Haber llegado al final, me permite tomar esta decisión de principios con conciencia plena; me ha servido para entender la naturaleza de sus proselitismos y comprender el éxito relativo que tengan, en relación proporcional a nuestras debilidades, concesiones y abstinencias; a 
nuestros estados de conservación y a nuestros traidores.

¡A mi no han podido "educarme", como no lo lograrán con muchos jóvenes, aunque se gradúen! ¡Una tradición muy intensa nos empuja en el sentido de la dignidad!
En todo caso, recordemos a Martí preparando la Guerra que apellidó Necesaria, cuando nos alertó: "...es la mano de la colonia, que no dejará a su hora de venírsenos encima, disfrazada con el guante de la república. ¡Y cuidado, cubanos, que hay guantes tan bien imitados que no se diferencian de la mano real!" Dicho esto, ¡ME RETIRO!
Lic. Alejandro A. Gumá Ruiz
Instituto Cubano de Investigación Cultural "Juan Marinello"
861-94-79

3 comentarios:

  1. Estas reflexiones las recibí hace unos días en mi correo personal, las quise compartir entonces, hoy encontré el momento.
    Hay disimiles formas de dominación, pero una forma inmediata de resistencia: DENUNCIA.
    Gracias Alejandro... y ustedes ¿qué creen?

    ResponderEliminar
  2. ¡que buena compay, esa protesta! hacen falta más jóvenes así como Mella, Guiteras, Fidel y el Che.

    ResponderEliminar
  3. Apretaste colega, que buena denuncia de ese muchacho, y tremendos dibujos muy ocurrentes. Valiente de su parte. Saludos

    ResponderEliminar