enero 24, 2013

El verso perdido de Martí


Un amigo conocedor de la obra de José Martí revela un secreto...

Todos los días se aprende algo nuevo, y tan cerca del aniversario 160 del natalicio de Martí, un amigo desempolvó un manuscrito que en la esquina inferior derecha tiene la firma del Héroe Nacional de Cuba.
Es mi amigo, porque todos los días cuando marcho al trabajo regala el mayor apretón de manos; es conocedor de la obra de Martí, porque deambula por las calles de la ciudad parafraseando al Maestro ante toda situación, y lo hace con tanta pasión.
A mi amigo le llaman “loco”, digno apodo para un hombre tan lúcido. Quien lo observa con sensatez, descubre debajo del saco viejo y roto, una camisa ajada con la bandera cubana en el pecho.
El manuscrito lo mostró de lejos y bajo el saco, dice que es un secreto... “guarda el único verso de Martí que el mundo no conoce.” ¡Qué privilegio!
Si mi amigo descubre que les cuento esto extrañaré el apretón de manos... se llama Juan, tiene un gran bigote, poda el jardín y limpia el portal de casi todos los vecinos de la ciudad; si lo ven no se espanten, pídanle que recite EL VERSO, y por una moneda vivirán el mejor momento de la vida. 

5 comentarios:

  1. Amigo Rey. Como envidio a Juan..Esa es la locura que yo quisiera tener aqui´en mi pais Colombia, para borrar de mi mente todo el sufrimiento que a diario se vive. Con solo un pensamiento de MARTI , se sanariá esta patria.

    ResponderEliminar
  2. Pues cultive una rosa blanca Rubén, cultive.

    ResponderEliminar
  3. Linda historia construida, se aprecia, con pasión.
    Qué lindo escribes Rey!! tienes alguna herencia?? o es solo por amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido o querida "Anónimo". Me llegan varios comentarios así, sin remitente, eso condiciona mi respuesta, es como hablar al viento.
      La historia que cuento es una mezcla de vivencias; es cierto que existe Juan, y que cita a Martí constantemente, lo único que lamento (y mucho) es su necesidad de vender hasta el espíritu por centavos. En otro momento le contaré como llegó a ese estado.
      Lo de la herencia, quizás haber nacido de una mujer periodista no significa nada, pero crecer leyendo sus trabajos (y poesías, porque también lo es) parece una influencia indiscutible y sólida. Gracias por preguntar.

      Eliminar
  4. Ah, por supuesto, cuando se escribe se ama

    ResponderEliminar