noviembre 18, 2012

Cada día es nuevo día (La experiencia a través de Vicente Feliú)


Alrededor de 300 millones de cibernautas leen blogs. De acuerdo a las preferencias particulares, ¿a cuántos de ellos podría interesarles invertir segundos de su apretada y convulsa vida (como la de todos los humanos) en esta agenda virtual-experimental?
Con esos amigos que conozco -y los que no-, voy a compartir una experiencia. 
Como alguna otra vez (no por repetida menos notable) compartí un ancho día con VicenteFeliú: saludo necesario, conversación aguda, pocas bebidas alcohólicas, comidas a deshora, y despedida confiada en el reencuentro.
Desde tiempo atrás espero un encargo que debía entregarme, y claro, cumplió. Un peruano “cantautor y sociólogo” que me dice “colega”, envió “un poco de música”. Sin parsimonia Vicente me entregó tres discos, uno de ellos colectivo y con libro incluido, cada uno elegante y con luz propia.
Pero no me dijo ese “colega” que enviaba trabajos suyos; olvidó mencionar La Mesa Verde, un mini-estudio producto de la voluntad de jóvenes artistas que él lidera; omitió el detalle de ser compositor, arreglista e intérprete; no creyó necesario decir que era un joven aventurero y resuelto como el Che; entonces me sorprendió.
Ahora valoro auténtica la palabra “sociólogo”; no lo creo cantautor sino trovador, que es para mí algo grande; me enorgullece ser un “colega” de aquel transmisor de tanta música.
Si las 300 millones de personas que leen blogs tuviesen manos capaces de sostener este regalo, iría casa por casa repartiendo; pero no tengo certeza de cuántos estén interesados, y hay regalos que no se comparten con cualquiera.   
CamiloVega, gracias. 

4 comentarios:

  1. Envidiable regalo!
    Me tomé el tiempo que fué necesario para leer esta nota, y el tiempo no fué perdido. Todo lo contrario, casi pude ver las imágenes de lo que escribiste Rey, Vicente Feliú entregándote el encargo aquel, y luego tu sorpresa, encontrando la música de Camilo Vega!
    Salú!
    que viva la trova y los trovadores!

    ResponderEliminar
  2. También me sucedió así, cuando leía la reseña de Rey, me parecía ver imágenes.
    Suerte de ser trovadores y comunicarse, más allá de las distancias. Eso también tiene que ver con Canto de Todos, el proyecto que coordina Vicente Feliú, aglutinar a todo el que cuente verdades en canciones.
    Ahora cuando en Cuba, el Movimiento de la Nueva Trova está llegando a los 40 años, digo igual que Otoniel
    Que viva la trova y los trovadores!!

    ResponderEliminar
  3. Si si la trova la trova
    ...y que viva este bello muchacho y sus letras

    ResponderEliminar
  4. Rey, hermano, solo puedo agradecerte esas bellas palabras!!! Un abrazo fraterno!!! Camilo.

    ResponderEliminar