octubre 24, 2012

Cosas de la infancia

Con esta canción lloraba en mi infancia... pero la perdí, nunca más la escuché en la radio ni la televisión. Por estos días pude asirme de nueva música y para mi sorpresa... y otra vez emocioné la voz. 


Encuentros
Amaury Pérez - 1992

Al primer encuentro me entregó los ojos
me sobrecogió rezumando ternura y cerrojoy bebí sus cejas, calé sus pupilas,como quien espera, como quien aspira.


Al primer encuentro, ya, me entregó las manosy me desarmó combinando tibieza y amparome dejó sus huellas, presumió su tactocomo quien alerta, como quien atrajo.


Tal vez no me queríapresumió celosa mi melancolía,me utilizaba para reponer sus ansias perdidas,me engatusaba, me perseguía,me despertaba un poco de amor y partía.


Al segundo encuentro me entregó los labiosy me conquistó destilando pasión y entusiasmo,cabalgué su boca, remonté sus dientes,como quien aborda, como quien pretende.


Al segundo encuentro, me entregó su cuerpoy se desató convertida en lujuria y deseola instalé en mis poros, devoré su acentocomo a quien acojo, como a quien acerco.


Pero no me quería,advirtió angustiada mi melancolía,me utilizaba para reponer sus ansias perdidas,me ilusionaba, me convencía,me demostraba un poco de amor y partía.


Al tercer encuentro le entregué mis sueñosy se descubrió demostrándoseajena y sin dueño,le noté pereza, desazón, desganacomo quien temiera, como quien dudara.


Al tercer encuentro, ya, le entregué mi viday desapareció como un ave cansada o herida,me dolió tan falsa, me dolió tan fría,como quien tramaba, como quien mentía.


Es que no me quería,constató turbada mi melancolíame utilizaba para reponer sus ansias perdidasme lastimaba, me deshacía,me regalaba un poco de amor... y partía.

1 comentario:

  1. Rey, mi amor, coincido contigo, es una canción que, en música y letra, te "llega" y trasmite melancólica su mensaje. Preciosa.

    Un beso grandísimo para tod@s

    ResponderEliminar