junio 26, 2012

Labor de sociólogo: entrevista al trovador Vicente Feliú


Vicente Feliú: Como la Patria misma
Aquí, un fragmento de la entrevista ofrecida por el trovador cubano Vicente Feliú para la realización de mi tesis: “Trovadores urgentes: su Representación Social de la Trova”.



¿Qué es para usted la Trova?
Es una forma de la cultura nacida en los albores mismos y paralela con la nación cubana, la que se continúa en el desarrollo de nuestra sociedad desde el Siglo XIX.
¿Ser trovador?
Ser un representante y defensor de la Patria.
¿Cuándo y por qué se convirtió en trovador? ¿Cuáles fueron sus motivaciones?
Prácticamente sin darme cuenta. Pertenezco a una generación de adolescencia transcurrida en los inicios de una Revolución en el poder, la que puso en manos de los jóvenes muchas transformaciones fundamentales. Contando mis propias vivencias me percaté que coincidían con las de muchos, algunos de los cuales más tarde conformarían el Movimiento de la Nueva Trova.
¿Cómo valora el surgimiento y desarrollo histórico-social de la Trova en Cuba?
Creo que la virtud mayor de quienes formamos el Movimiento de la Nueva Trova en 1972 es haber comprendido que veníamos desde el tronco primigenio de la canción cubana, la que nació en los instantes en que nuestro país se convertía en nación, en los albores de las luchas por la independencia contra el colonialismo español. El verdadero legado es el de aquellos trovadores de fines del siglo XIX que armados de guitarras, machetes y fusiles, descubrieron que no podría haber canción cubana sin Patria cubana. Su espíritu patriótico fundacional fue la esencia vital para todo lo que vino después (la Trova del Son, el Filin, la Nueva Trova…).
En los aspectos formales, tanto las músicas como los versos de aquellas trovas de fines del siglo XIX y toda la primera mitad del XX, en su gran mayoría son de una belleza encomiable y en muchos casos de una audacia musical increíble. Cuando mi generación llegó a la guitarra y con ella a las canciones, en medio del clima de liberación del ser humano cubano que significó el triunfo de la Revolución de 1959, no tuvo más remedio que ponerse a la altura de los tiempos y de la historia.
En realidad pienso que el protagonismo es el de la historia de nuestro pueblo, que sin las canciones de la trova de todos los tiempos no sería tan agradable (...)
Creo que la Trova, como la Patria, es una sola, que se mueve y cambia porque está viva. La esencia es la misma, cambian ciertas formas, influencias, confluencias y necesidades diferentes en cada época.
Las categorías (Trova Tradicional, Nueva y Novísima Trova) han aparecido por comodidades de los que intentan explicar cosas sin saberlas muy bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario