junio 22, 2012

Labor de sociólogo: entrevista al trovador Augusto Blanca


Augusto Blanca: Tomar partido

Fragmento de la entrevista ofrecida por el trovador Augusto Blanca (Banes, Holguín 1945) fundador del Movimiento de la Nueva Trova, para la realización de mi tesis de diploma: “Trovadores urgentes: su RepresentaciónSocial de la Trova”.  
 
¿Qué es para usted la Trova?
(...) la Trova es mi sabia, mi razón de vivir. Es una de las maneras que tengo para expresarme, para decir cosas. La Trova en general es, metafóricamente, un cause, una especie de río, con partes rocosas, partes de cascadas, partes suaves (...) es una manera apasionada de vivir.
Yo me siento trovador desde que amanezco hasta que me acuesto, y sueño con la Trova.

¿Cuáles son las semejanzas y/o diferencias que, en su opinión, pueden establecerse entre la llamada Trova Tradicional, la Nueva Trova y la Novísima Trova? ¿Considera válidas dichas categorías?
Los que quedan vivos de la Trova Tradicional siguen siendo maestros y siguen siendo una especie de panal donde casi todas las generaciones posteriores siguen bebiendo (...).
En el caso de la Nueva Trova, estamos vivos y estamos diciendo nuestras cosas desde nuestra madurez. En mi caso no me siento viejo ni acabado ni gastado. Todavía se me ocurren canciones a diario, no con la vitalidad y frescura de los primeros años, pero estamos diciendo nuestra manera de ver el mundo... Y en el caso de lo que llaman Novísima Trova, me veo retratado.
Yo participo mucho en los eventos y peñas que tienen los nuevos trovadores porque me rejuvenece. Hoy en día más, ser trovador es una responsabilidad difícil, porque los nuevos tienen el antecedente de nosotros (...) No creo que sea imitar una forma de hacer la canción, como nosotros, que hicimos  rompimiento y estábamos en un naciente proceso revolucionario. La responsabilidad que tienen ahora es más difícil por un lado, y más fácil por otra. Más difícil, porque hay cosas a las que no tienen que cantarles, que ya se le cantaron; y otra, que tienen que reflejar una serie de ideas y contradicciones que tenemos en estos momentos en la sociedad. (...) Como mismo nosotros nos enfrentamos al burocratismo, al oportunismo, toda aquella cosa de los comienzos de los años 60-70; ahora que estamos en un momento difícil, los trovadores tienen la responsabilidad de hablar de eso y tomar partido. Pero no tomar partido pacíficamente, sino tomar partido como hicimos nosotros, con la adarga al brazo, sin miedo... sino es una melaza. Creo que tienen que complicarse la vida; tienen que entrar en contradicción y fajase contra las cosas mal echas (...). Creo que lo importante es que haya gente diciendo cosas y que se vayan colando, vayan tamizando. ¡Que ya están tamizando!
Porque dentro de la Novísima Trova hay uno... dos... tres generaciones ya.
(...) Es la misma filosofía de Sindo, Pepe Sánchez, Matamoros, de esos grandes del siglo pasado, sigue siendo la de los trovadores de hoy en día. (...) el trovador no puede abstenerse. Tiene que estar a la carga y con los ojos muy abiertos. Decir las cosas a su manera, desde su punto de vista, desde su cultura, desde su formación; y toda esto tratando de hacerlo lo mas certeramente. Por eso es que es bueno engrasar bien el fusil, estar técnicamente bien preparado para que el discurso que tu digas, además de ser un discurso, sea una obra poética, una creación artística. Porque la canción no es un discurso, tú tienes que hacer las dos cosas, el discurso de tu tiempo, pero además tiene que ser un resultad artístico. Puede estar ideológicamente muy bien escrito, pero si no es una obra artística, bótalo porque no sirve como canción. La canción tiene sus leyes. Tú tienes que armarte de todo eso y sobre todo de tus raíces, pero sin imitarlas.
Las raíces a medida que van entrando en la tierra se fortalecen, y pienso que los trovadores de hoy tienen que ser mejores de lo que fuimos nosotros, sino estamos perdidos. Sino el trabajo fue inútil. Tiene que haber un crecimiento artístico, y para eso tienen que nutrirse de aquello, pero hacer lo suyo. Y no utilizar solamente eso, no cocinar solo en nuestra salsa, sino ir a la par de lo que esta sucediendo, como pasa en el mundo entero.

¿Qué actividades, proyectos, programas radiales y televisivos, de acuerdo a su juicio, tributan a la promoción y divulgación de la Trova en la actualidad? ¿Considera suficiente la divulgación y el trabajo realizado por parte de las instituciones culturales, las disqueras y los medios de comunicación masiva, con los trovadores en la actualidad?
(...) En cuanto a la televisión no creo se este haciendo nada, todo lo contrario, porque difiero hasta del programa de Jorge Gómez. El caso “trova”, no es un problema de encasillarla en programas determinados; se tiene que ver y se tiene que oír como canción popular. Tiene que estar en todo: lo mismo en programas de salsa que de cualquier cosa... Que esté mezclado todo y que esté dosificado todo. Porque lo que pasa en la televisión en este momento es que hay una saturación sonora, no te estoy hablado solamente de la trova, en general.
Para ver un bolero es difícil y cuando lo oyes es por un intérprete que no es ni bolerista. Hay boleristas mujeres y hombres en este país que uno dice ¿se murieron, donde están? Los puedes ver en los barcitos, en las peñas chiquitas, pero como cultura masiva, de divulgación, no existen. Y tristemente la televisión tiene eso, si no sales por ella no existes.
En el caso de la radio me parece que es diferente. En la radio se es mas justo,  equilibrado, aunque también está saturada. Hay veces que estoy en el carro y voy pasando de estación a estación y es lo mismo.  Además son cosas que ya no puedo distinguir quién es, todo me suena igual. Y no quiero hablarte como viejo, pero me parece que se les ve la mano. Es muy parcializado el sonido que se oye en la radio.
Hay amigos míos de otros países que vienen y me preguntan a qué hora se pone trova en Cuba... es triste. Lo que pasa es que las leyes existen, lo que no se aplican.
Están enseñando a los niños chiquitos música que los deforma. Porque hasta lo que no dice nada te crea una personalidad, un gusto, y si eso es lo que estas metiendo en vena constantemente se verá el resultado.  En una discusión por ejemplo, que tenían dos muchachos frente a la casa hace poco, uno le decía al otro que ``El mayor`` era de Naciri Lugo. ¡No conocían a Silvio Rodríguez! Yo creo que en este momento hay muy poca divulgación en serio de la canción cubana, de la cancionística en general cubana, incluyendo la trova.

No hay comentarios:

Publicar un comentario