abril 30, 2012

Del disco, mis padres, Silvio, Vicente... y otras cuestiones.



En el año 2003 hice mi primera canción...
Los seres humanos experimentamos, en ciertas ocasiones, una especie de “cosquilla” en el estómago que no podemos explicarle a los otros, sin embargo, constituye una de las sensaciones más deseadas en la vida.
Cuando decido presentar una de mis canciones al público, el estómago se revuelve, como si esperase ver a la mujer que quiero besar y pienso que el momento se acerca, ¿no les pasa?
Pues, casi termino de mezclar mi primer disco, y es (y ha sido) la “cosquilla” más fuerte que me invade por estos meses. Es un regalo de Víctor (mi pequeño gran padre), el coautor de cada creación; de mis padres, los grandes escultores de mi vida y personalidad; de Silvio Rodríguez, que confía en los jóvenes y nos compromete a lo justo; de Vicente Feliú, impulsor de toda la Trova en sus manos; de Ana Lourdes, el ángel de la guarda; de Emilio Vega, el hombre de las mil sonrisas e ideas...
Será una utopía completa, cuando reúna a mi familia y a mis eternos amigos, para compartir, por primera vez, 12 de mis canciones en un CD. Ya me dirán, porque los conozco, que las prefieren en vivo; y se las cantaré entonces con la misma energía que hace 9 años atrás, en la sala de mi hogar.

Canciones del disco:
  • Yo digo el hombre
  • El Casimiro
  • Punto
  • Pirata-pescador de eneros
  • De la evolución
  • El ahorcado
  • Lares
  • Pronóstico de acción (Guajira)
  • Versos camino a casa
  • Terceras personas
  • Diego
  • El tema que pidas



12 comentarios:

  1. Prometo en breve, fotos del proceso de grabación. Y detalles sobre el formato musical de las canciones.

    ResponderEliminar
  2. Punto
    Rey Montalvo - 2010

    Descubrí que mi nueva canción se repetía,
    que contaba los pasos en línea sin avanzar.
    Descubrí a mi mujer en pijamas con otro hombre:
    el amigo que quiso aplaudirme y no lo logró.

    Suerte que mis vicios,
    no alcanzan la droga, el tabaco, ni el alcohol.
    Suerte que en mis bares,
    entran amigos de a diez por un dolor.

    Disipé los aromas bestiales que desprende
    la basura que viste camisas y pantalón.
    Aprendí a destapar los volcanes de la paciencia,
    y besé otra vez a la chica que no se vistió.

    Suerte que en mis noches,
    el perfume de madre me dice “todo está bien”.
    Suerte que en mi cama,
    duermen los trenes lo mismo que yo en un anden.

    Y escribir disparates me salva,
    y cantar lo que quieran las almas,
    y mis vicios, mis noches, mis bares
    y mi resplandor.
    Y fingir que nos queda esperanzas,
    y sufrir y esperar la venganza,
    de los pobres que son menos pobres
    por su corazón.

    Y confiar en futuros gobiernos
    en la ley, en un Dios, en lo eterno,
    en la vida que aburre si niega
    un grave pesar.
    Y tocar en el piano a Lecuona,
    a las niñas hacerlas señoras,
    en la escuela estudiarse
    la Biblia y el Corán.

    Y tomar por asalto a una nube,
    y bajar por los pies al que sube,
    y exprimirme las manos
    si escribo una mala oración.
    Y volar con las alas robadas,
    y aguantar que te ofendan bobadas,
    que provocan ideas absurdas
    como esta canción.

    ResponderEliminar
  3. Lares
    Rey Montalvo - 2010

    Lares fue un lugar en mi conciencia,
    mítico paisaje terrenal.
    Con sirenas que volaban en mi tierra,
    con absurdos reglamentos de obediencia.
    A Lares ofrecí transformaciones,
    todo convirtiose en juramento:
    hacer a mis neuronas divertirse,
    amar y correr los riesgos.

    Lares era mustio y obediente,
    sin el horizonte al colofón,
    con vidrieras para guardar almas,
    sin animales que domesticar.
    En Lares no se hablaba de canciones,
    se vivía el tiempo tan normal,
    en Lares las leyes tan perpetuas
    dotaban a mentiras de verdad.

    Y bebí en variopintos bares
    para hacer de Lares lo que prometí,
    y nade en veintisiete mares,
    para hacer de Lares lo que prometí,
    y rompí mil y dos cristales
    para hacer de Lares lo que prometí,
    me perdí lánguidos lugares
    para hacer de Lares lo que prometí.

    Lares resolvió enojarme tanto
    por su incompetente libertad,
    al aprendizaje para el cambio
    solo le hizo falta voluntad.

    Y bebí en variopintos bares
    para hacer de Lares lo que prometí,
    y nade en veintisiete mares,
    para hacer de Lares lo que prometí,
    y rompí mil y dos cristales
    para hacer de Lares lo que prometí,
    me perdí lánguidos lugares
    para hacer de Lares lo que prometí,
    y fingí sonidos animales,
    para hacer de Lares lo que prometí,
    y canté en los arrabales,
    para hacer de Lares lo que prometí,

    Distinguí mentiras y verdades,
    pero se hizo Lares lo que prometí.

    ResponderEliminar
  4. El Casimiro
    Rey Montalvo – 2010

    Cuando el Casimiro se despierta,
    mira la ventana y nada más,
    pero no sospecha el Casimiro
    qué hay más allá.

    Como el Casimiro se divierte,
    y conoce el sol y la montaña,
    nunca percibe que en el cielo
    la muerte lo extraña.

    Era un Casimiro sordo y mudo,
    tanto de no hablar con otro igual,
    víctima de circos ambulantes
    y Dios ambiental.

    Estuvo encargado cuando pequeño,
    en iniciar la semana;
    pero nunca un domingo
    supo sonar la campana.

    Era el Casimiro tan cobarde,
    nunca tuvo cerca un ruiseñor
    se alejó de tontas campanadas,
    - era lo mejor.

    Todas las ciudades y universos
    exigieron muerte al Casimiro,
    iban detenidas en el tiempo
    se habían perdido.

    Unos lo llamaron exiliado,
    otros defendieron libertad;
    pero el Casimiro no se nombra
    prefiere callar.

    Y en su colina mastica sentado
    trozos de carcajadas,
    porque nunca un domingo
    quiso sonar la campana.
    Fue por triste u horror;
    pero nunca sonó la campana.
    Fue el deseo de andar;
    pero nunca sonó la campana.
    Fue la sed de burlar;
    pero nunca sonó la campana.
    Tuvo miedo del tiempo;
    y nunca sonó su campana.

    ResponderEliminar
  5. Rey, felicitaciones por tu esfuerzo. Me recuerda mucho al camino que yo he seguido.

    ¿Cómo puedo escucharte por internet?

    Espero ir pronto a Cuba. Desde Lima-Perú, un gran abrazo, fraterno desde ya!!!

    Camilo.

    ResponderEliminar
  6. En este mismo blog hay enlaces de algunas de mis canciones, grabadas por mi cuenta. Ahora es que trabajo en mi primer disco, gracias a Ojalá y la EGREM. Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué bueno Rey! ¡Ya escuché algunas canciones y están geniales! Espero poder visitarlos pronto por allá. Mientras tanto, puedes encontrar mi historia escrita en mi blog y más en otras redes sociales. Espero cultivar la amistad.

    ¡Un abrazo fraterno!

    Camilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo estaré esperando en Cuba, y ya tiene un amigo. Gracias
      Enseguida busco.
      Otro Abrazo

      Eliminar
  8. Eh, y mi canción no está?? No te preocupes que yo te oigo con la misma alegria en CD, en vivo, en TV y hasta en frecuencia modulada ja jajajajaja

    ResponderEliminar
  9. Para Rosa

    De la evolución
    Rey Montalvo - 2009

    Antes que la evolución nos pusiera al tiro,
    antes que la ciencia matizara los destinos,
    antes que Plutón, Platón y los poetas,
    antes que la Biblia, el apartheid y los profetas.
    antes que Padura, Miguel Angel y Da Vinci,
    antes del dinero y los gerentes,
    antes del placer de la lectura y Jesucristo
    ya estaba previsto conocerte.

    Antes del bloqueo, Galileo y Víctor Hugo,
    antes de la peste, el modernismo y los escudos
    antes de la guerra y la propiedad privada,
    antes de las leyes, el gobierno y las hadas,
    antes que la torre de babel fuera inventada,
    antes de nacer los dinosaurios.
    antes de morir, después vivir el universo,
    ya estaba previsto nuestro beso.

    Antes de Guillén, Rubén Darío y la virtud,
    antes que Argentina fuera madre de una luz,
    antes de guerrillas, giraldilla y monumentos,
    antes que la moda fuera moda y no idiotez,
    antes que existiera un concepto de vejez,
    o un segundo vivo para darte,
    rompí fronteras, entendí la etnología
    y escribí tu nombre en todas partes.

    ResponderEliminar
  10. No puedes negar que eres hijo de periodista... jajajajajajaja... de aquí se saca una buena información...

    ResponderEliminar