diciembre 14, 2011

Mi criterio... respetadlo

Te respeto si me respetas, si aceptas que como un sujeto libre pienso distinto a ti (es inevitable). Comprendo tu punto de vista si escuchas el mío, si congeniamos en proclamar que la verdad no la tenemos ninguno de los dos.
Te ayudo siempre, sin condición.
Me niego a violar tu individualidad, no te impongo verbos, ni te lanzo a horizontes que no quieren existir para tus sentidos, pero te advierto cuan saludable es el viaje hacia lo nuevo.
Te aconsejo si lo pides, necesito los tuyos; te presto mi voz, mis manos y órganos vitales (no te sientas presionado/a a hacer lo mismo por mi).
Permite que aplauda tus virtudes con menos énfasis que critique tus defectos, no espero menos de ti hacia mí (todo de buena fe)
No obstante, si te crees capaz de menospreciar mis principios, o se atraviesan con los tuyos, simplemente ignórame... hasta que estés listo para conversar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario