noviembre 23, 2011

La verdad con un chiste

En todo momento estoy pensando en Les Luthiers, cualquier situación en la vida recuerda una canción o un texto de aquellos. Por estos días relacioné su espectáculo Bromato de armonio, cuando leía un discurso de Obama publicado por El País.

Dice el presidente norteamericano: “Nos enfrentamos, pues, a retos grandes y difíciles. Y lo que esperan los estadounidenses --lo que merecen-- es que todos nosotros, demócratas y republicanos, resolvamos nuestras diferencias; que nos sobrepongamos al peso entorpecedor de nuestras disputas políticas. Porque, aunque quienes nos eligieron para nuestros puestos tienen distintos orígenes, distintas experiencias y distintas creencias, las angustias que sufren son las mismas. Las aspiraciones que tienen son comunes a todos. Un puesto de trabajo que permita pagar las facturas. Una oportunidad de progresar. Y, sobre todo, la capacidad de dar a nuestros hijos una vida mejor.”
Parece que Obama, tan cerca de elecciones, quiere disminuir el “dubidubidubidu” que le provoca a su gente la disputa Republicanos y Demócratas.
Y sigue: “¿Y saben qué más tienen en común? Tienen en común la terca capacidad de resistencia ante las adversidades. Después de uno de los años más difíciles de nuestra historia, siguen trabajando, fabricando coches y enseñando a los niños, creando empresas y volviendo a estudiar, entrenando a los equipos de sus hijos y ayudando a sus vecinos. Como decía una mujer en una carta, "Estamos pasándolo mal pero llenos de esperanza, luchando pero animados". Sobre todo, hay que agregar, siguen las guerras por doquier…
Y termina: "Hemos terminado un año difícil. Hemos superado un decenio difícil. Pero ahora empieza un nuevo año. Comienza una nueva década. No nos rendimos. No me rindo. Aprovechemos el instante para empezar de nuevo, llevar adelante el sueño y volver a fortalecer nuestra unión.
Gracias. Dios les bendiga. Y Dios bendiga a los Estados Unidos de América."
Ahora tocan los aplausos.

2 comentarios:

  1. Hola, te encontré en Segundacita, por una recomendación de Silvio. Qué bueno que todo te remita a Les Luthiers, anoche junto ocn mi compañero y un amigo colombiano, mirábamos videos de ellos, me gusta mucho "las majas del Bergantín", y pensábamos en todo el trabajo de estos tipos, y cómo nos hacen reir. Mi hijo de 11 años está fanatizado con ellos, se sabe sus canciones de memoria. Bueno, voy a seguir dando la vuelta por tu blog. SAludos desde Buenos Aires, Argentina!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Julia, también en casa seguimos a Les Luthiers, es un humor como el que hace falta.
    Veo que nos une SegundaCita, si amas a Silvio, pues eres de los nuestros!!!
    un abrazo desde Cuba

    ResponderEliminar