septiembre 09, 2011

Yo digo el hombre

Si la ciencia no responde, ¿quién es culpable?
Si el camino se termina, ¿quién lo abre?
Fue Dios quien empezó ¿quién lo termina?
Hay testigos y jueces ¿quién incrimina?

El afán por responder queda en pañales,
los que brinden soluciones, son criminales.

Valgo poco para el puesto, ¿quien lo decide?
El error no lleva H, ¿quien lo prohíbe?
El cantor se multiplica, ¿quien lo promueve?
El dolor es tu escopeta, ¿quien la detiene?

El afán por responder no sobrevive,
hubo falta de interés hoy no se pide.

Decía mi abuelo Santo que era un Dios quien decidía,
era todo un buen cristiano, con voluntad, y fe divina;
pero también aprendí, que con las manos se construye
y si el camino es cerrado no se destruye.

Aprendí a abrir senderos y a criticar desde la ciencia,
a ponerle H al error y borrarla con paciencia.
Tuve falta de interés pero la sellan los libros,
conocer que ayer a otros les pasó lo mismo.

Ya mi abuelo está en el cielo, pero queda lo que construyó;
y ahora para restaurarlo estamos usted y yo.

Si la ciencia no responde, yo digo el hombre.
Si el camino se termina, yo digo el hombre.
Fue Dios quien empezó, yo digo el hombre.
Hay testigos y jueces, yo digo el hombre.
Valgo poco para el puesto, yo digo el hombre.
El error no lleva H, yo digo el hombre.
El cantor se multiplica, yo digo el hombre.
El dolor es tu escopeta, yo digo el hombre.

una canción del 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario