septiembre 26, 2011

Y digo...

La Internet nos resultó inverosímil, y existe; queda preguntarnos, ¿la paz también será posible alguna vez?
Los hombres no son tan inteligentes, han logrado pisar la Luna, desafiar las distancias, pero no logran estar tranquilos entre ellos. No quiero la Internet, prefiero andar descalzo en bohíos, con la transparencia espiritual de un niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario