junio 05, 2011

Un momento íntimo...

Escuchando a Silvio, algunas veces me saltan los deseos de escribir... Sin tema previsto o ley de redacción, en esas oportunidades salen poesías o canciones o un reguero de palabras como estas. En realidad busco frases para describir el éxtasis (pero no es éxtasis), la emoción de escuchar algo sincero transmisor de esperanza (pero no es embelesamiento); no encuentro como traducir las ganas de cantar, llorar y a la vez morir a carcajadas.
Tengo amigos que también les sucede... en ocasiones nos reunimos para mirarnos las caras mientras canta Silvio, y ver nuestras reacciones e imitarnos. En esas tertulias una vez me enamoré, otra golpeé a mi mejor amigo, otra hablé mal de Silvio y me omitieron una semana, me dormí, transgredí la privacidad de una desconocida, fui infame o el más limpio, me dejaron plantado, renací después de una desgracia, estrené mis mejores trapos, comí hasta reventar...
Como hoy estoy solo en casa, quiero compartir con ustedes al menos la letra de una de sus canciones. Que sea para el bien de sus días.

Mi casa ha sido tomada por las flores

Pasa poco pero pasa, compadre.
Es difícil de ligar.
Y a ese güije que lo inventa, comadre,
lo debieran diputar.
Te despiertan los aromas perdidos,
los que olvida la ciudad,
y de pronto ves tu hogar invadido
por la luminosidad.

Mi casa ha sido tomada por las flores.
Traigan copas, traigan vasos
al derrame de colores.
Mi casa ha sido tomada por las flores.
Vengan almas y retazos:
voy a repartir canciones.

Flores fulgurantes y discretas,
timoratas y coquetas,
inmutables y sin paz.
Flores que rebosan las ventanas,
que se vierten y encaraman
sobre toda la ciudad.

Mi casa ha sido tomada por las flores.

1 comentario:

  1. Me pasa lo mismo al escuchar a Silvio. La diferencia es que yo, por más que escribo, jamás he logrado ponerle melodía a las palabras. Nunca he compuesto una canción propia.Hermano,un abrazo desde Colombia

    Carlos Eduardo

    ResponderEliminar