mayo 30, 2011

Cuando conocí a Pablo Milanés...

No quiero decir donde ni cuando, seguro preguntarán por qué.
Nunca había tenido la oportunidad de ver a Pablo en vivo, cantar, sonreír como si la vida fuera para eso, llorar con una canción de un amigo, hablar como el más agradecido y sincero ser humano. Tal día me lo presentaron, nos sentamos todos a escucharlo, estuve a dos metros de él, y pudo escuchar bien claro mi voz a la par de la suya, aunque casi susurraba para no estorbarlo... pasó una hora y dos, y se fue el tiempo egoísta, para atar a Pablo al reloj. “Bueno sigan ustedes” – dijo, se levantó, y se fue.
Realmente mágico. ¿Todavía preguntan el espacio?: Fue en las nubes.

1 comentario:

  1. Recuerdo a Pablo en tiempos de Amo esta Isla, cantando Donde te encontré, Homenaje y tantas otras, que casi ya no canta...y que cuando en su última gira por Cuba, a su llegada a Matanzas le pregunté cuánto había evolucionado como músico, artista y ser humano, la evasiva fue la respuesta...de todas maneras los cubanos que crecimos escuchándolo, lo seguimos amando

    ResponderEliminar